Cuando se cambia la correa de distribucion

Debes tener en consideración que la correa de distribución es una pieza fundamental en el motor de cualquier vehículo y debe estar en perfecto estado. Lo mejor para comprar tus repuestos sin duda es visitar los desguaces audi a4, porque allí encontrarás siempre los precios más ajustados del mercado.

Pero, es probable que no sepas cuándo es el momento indicado para hacer el cambio de la correa de distribución. Por este motivo, hoy te he preparado este post, para que puedas saber exactamente los momentos para hacer el cambio de esta pieza de tu motor.

Momentos para cambiar la correa de distribución

Para que puedas cambiar la correa de distribución, tendrás que fijarte en algunos aspectos clave dentro de los cuales están:

Recorrido

Es importante que te fijes en el recorrido de tu coche porque la correa de distribución es una pieza que se debe cambiar una vez cada 100.000 kilómetros. Esta es la recomendación de los fabricantes de coches para que tenga un funcionamiento óptimo.

Por este motivo, será importante que realices el cambio siempre que sea necesario para que no se rompa en funcionamiento. Si esto llega a suceder, podrías causar incluso averías irreparables en tu motor, lo que llevará a que se reduzca drásticamente la vida útil de tu coche.

Pérdidas de tensión

Las pérdidas de tensión pueden deberse a una reparación mal hecha en un taller que no está especializado. Pero, también se pueden presentar cuando decides hacer este tipo de reparaciones por tu cuenta, lo que hace que se pueda aflojar la correa de distribución.

Esta es la pieza más delicada del motor, y por este motivo debes tener mucho cuidado con la misma. Si la correa pierde su tensión no podrá recuperarla bajo ninguna circunstancia, por lo cual, tendrás que hacer el cambio inmediato de la misma para asegurarte de que pueda funcionar correctamente.

Fugas del motor

Debes estar revisando constantemente tu motor, para que puedas detectar cualquier tipo de fugas cuando estas puedan surgir. Esto con la finalidad de repararlas cuanto antes para evitar daños a las otras piezas del motor y suelen ser de aceite o de líquido refrigerante.

Una vez reparadas las fugas debes asegurarte de revisar cuidadosamente la correa de distribución para ver si ha sido afectada por las mismas. En caso positivo, tendrás que hacer el cambio de la misma puesto que así podrás asegurarte de que tenga el rendimiento óptimo que requiere.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.