Leer, leer y volver a leer

Dedicarse  al blogging no tiene que ser algo difícil y  complicado. Está claro que lleva mucho trabajo y perseverancia, pero  técnicamente no es algo enrevesado y complejo, y de hecho cualquiera lo puede  hacer. Uno de los desafíos más duros cuando se quiere poner en marcha uno o más  blogs es saber lo que los usuarios quieren leer, ya sea de salud o cerraduras o lo que sea. Es importante saber ese contenido que la gente está buscando que nos  proporcionará tráfico Web, enlaces, visitas  continuadas y en general unos ingresos a final de mes. Si vas a un blog que  lleva tiempo y lees a lo largo de sus archivos, notarás que su escritura va  evolucionando con el paso del tiempo. No es solamente en los temas, sino en el  estilo o incluso en el formato. Si te fijas un poco más, empezarás a ver un  patrón de lo que la gente quiere leer. Puedes hacer lo mismo en tu blog. Solo  tienes que saber dónde buscar y se puede hacer de la siguiente manera.

La  mayoría de los blog con mucho éxito siguen una fórmula. La fórmula se puede mostrar  de la siguiente manera: Tema + Contenido  + Estilo + Formato. Algunos temas tienen más demanda que otros. En cada uno  de estos puntos hay que tener claro ciertos aspectos. Por ejemplo, hay una  demanda más grande en artículos sobre informática que la cría de caracoles.  Cuando se trata de contenido, ¿Cómo va integrado el tema en el blog?. No es  suficiente simplemente ir poniendo referencias del tema en el contenido. Hay  que coger temas populares y conectarlos de forma adecuada. El estilo se trata  de las palabras que usas, la manera en que escribes, como transmites la  información y como haces para que la gente se interese en lo que escribes. Por  último, el formato es la estructura del artículo, el cual tendrá un fuerte  impacto en el éxito del blog o sitio Web.

Tu  trabajo es investigar estos cuatro puntos de la fórmula y tratar de enlazarlas  juntas en cada uno de los artículos que pongas en tu blog. Por supuesto, lo  aconsejable es usar lo que funciona y tratar de evitar lo que no. Para empezar  podemos mirar nuestro propio blog. ¿Qué posts han sido los más populares y  porque? Algunas veces piensas que un artículo que vas a publicar va a tener una  gran repercusión y luego no tiene demasiado éxito. Otras veces piensas que uno  de tus artículos no es demasiado nuevo y resulta que atrae muchas visitas.  Lo cierto es que no sabemos realmente lo que  va a funcionar hasta que probamos. Mucha gente hace pequeños experimentos a  este respecto para ir viendo el mejor camino.

Es  buena idea analizar el tráfico que estamos teniendo y donde están los puntos  más populares, por ejemplo usando Google Analytics. Se pueden hacer  comparativas de los artículos más visitados comprobando las visitas,  comentarios, enlaces añadidos, etc. Si tienes además presencia en una red  social como Facebook o Twitter, puedes  determinar mediante sus herramientas lo que le gusta a la gente. Una vez que  tengas localizado los posts más populares, hay que averiguar porque tuvieron  tanto éxito. ¿Fuiste más detallista es esos artículos en particular? Puede que  el tema del artículo era de fácil comprensión para los visitantes o simplemente  el tema era más popular. Sea cual sea la razón, debes empezar a perfilar  patrones que puedas usar en tus futuros artículos. Para continuar leyendo el artículo pulsa aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *