Cursos de magia: una gran opción para el desarrollo de los niños

Una analogía que podemos hacer con la niñez, es la de una semilla: hay que regarla y cuidarla para que dé sus frutos. Es conocido que el período de la infancia es el momento más fértil del ser humano, pues se cultivan las cualidades, conocimientos y experiencias que irá reforzando en su crecimiento. No en vano los expertos recomiendan aprovechar al máximo este momento para la adquisición de diversos saberes.

 

Como padres, muchas veces nos preguntamos cómo podemos aprovechar el potencial de nuestros hijos. Pensamos una y otra vez en qué actividades colocarlos sin ser arbitrarios, qué cosas les gusta, en qué son buenos o con qué oficio sienten más afinidad. Es un proceso exploratorio de comunicación, observación y comprensión.

Una actividad para aprender y divertirse

Una excelente opción que puedes darle a tu hijo es la incursión en el maravilloso mundo de la magia, gran portador  de diversión y desarrollo mental. Los niños son personitas extremadamente curiosas, siempre nos están preguntando por cosas que en ocasiones no sabemos cómo responder. Imagina entonces lo estimulados que se sentirán al estar ante un nuevo escenario desconocido, enigmático y sorprendente.

Creatividad y agudeza mental al máximo

Con esta actividad tu hijo estará inmerso en un constante descubrir, desarrollará su imaginación y creatividad. Es una divertida manera de estimular su crecimiento, ya que aumentarán facultades como la concentración, memoria y  agudeza mental por los grandes beneficios de aprender trucos de magia.

 

Además, un valor agregado y muy importante es que tendrá más seguridad en sí mismo por su capacidad de sorprender a otros; se sentirá con mayor disposición a acercarse a los demás, y su interacción  se verá menos limitada al ir dejando de lado la timidez.

 

Lo mejor de esta opción es su accesibilidad y cercanía. The Magic Factory ofrece Cursos de magia para niños con personal altamente calificado y de gran trato afable, un excelente ambiente, gran seguridad y la posibilidad de intercomunicación con otros niños que también están aprendiendo. Es una actividad que lleva consigo practicidad pues sus tiempos de duración son atractivos y puede ir en consonancia con la rutina.

 

Un espectáculo de magia a los ojos de un niño es una explosión de sensaciones mágicas, cuyas imágenes quedarán impregnadas para siempre en su recuerdo. Haz de tu hijo todo un mago con gran inteligencia, capaz incluso de superar a los grandes personajes de la ficción.

 

Imagen cortesía de: Dmitry Gingerbread (etidor.livejournal.com), todos los derechos reservados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *